Find a Professional

PublicationsFind a Professional
{ Banner Photo }

Surge el Caos: el punto de inflexión de Brasil

PDF
May 23, 2017
Ariel Ramirez
BRG

La semana pasada se produjeron dos acontecimientos significativos que afectaron el panorama político de Brasil: la liberación de una grabación de voz del actual presidente Michel Temer, supuestamente relacionándolo directamente a un esquema de soborno y la admisión de JBS, la compañía de procesamiento de carne más grande del mundo, de cargos de soborno, superando el anterior y aún reciente escándalo de carne.

Lo que estamos viendo es un punto de inflexión en Brasil. Lo que comenzó como una pequeña investigación sobre lavado de dinero en una gasolinera de Brasilia, la Operación Lava Jato, se ha extendido a empresas de todo el mundo y a los niveles más altos del gobierno.

Este es el segundo de una serie de artículos de expertos de BRG (PYME) sobre la situación actual en Brasil. Para leer el primer artículo, por favor haga click acá.

El Presidente Temer

El 18 de mayo, la Suprema Corte de Justicia de Brasil autorizó una investigación sobre una grabación de audio que supuestamente contenía el respaldo del presidente Temer a los pagos de dinero a Eduardo Cunha, expresidente de la cámara baja del Congreso de Brasil. Cunha es uno de los políticos de mayor rango en ser condenado en la Operación Lavado de Carros (Lava Jato), una investigación de 2014 sobre la corrupción en Petrobras, la petrolera de propiedad estatal brasileña.

Cunha está cumpliendo una sentencia de 15 años por corrupción, lavado de dinero y evasión de impuestos, y se supone que es el cerebro detrás del juicio político de la ex presidente brasileña Dilma Rousseff, a quien el presidente Temer reemplazó hace menos de un año.

El presidente Temer ha negado cualquier irregularidad y está resistiendo a los llamados para su renuncia, pero estos cargos no se van a detener. A medida que más políticos, funcionarios y ejecutivos se conviertan en testigos del estado, se espera que otras figuras significativas estén implicadas. Como dice el refrán, después de que caiga la primera ficha del dominó, es solamente una cuestión de tiempo antes de que otras también lo hagan. La reacción en cadena no se puede detener. Nadie está a salvo de ser detectado. 

JBS S.A.

JBS S.A. produce carne procesada en fábrica, de res, pollo y cerdo. Constituida en Brasil en 1953 y con sede en San Pablo, la compañía reportó $ 53.500 millones de dólares en ingresos para 2016. J & F Investimentos, un vehículo de inversión controlado por los hermanos Wesley y Joesley Batista, es la sociedad madre.

El escándalo produjo consecuencias inmediatas en las acciones de JBS y sus planes de una oferta pública inicial de US $ 1.000 millones. JBS S.A. está siendo investigado bajo la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero delos Estados Unidos (FCPA) y la Ley de Sociedades Limpias de Brasil.

Los hermanos Batista han sido liberados de la cárcel como resultado de su admisión de culpabilidad y actualmente están negociando un acuerdo con los fiscales. Su cooperación con las autoridades a cambio de una sentencia más indulgente es parte de la ley brasileña, comúnmente conocida como “delação premiada”. “Delação premiada”, que más o menos traduce “retroalimentación otorgada”, es una expresión coloquial para la colaboración otorgada que describe un beneficio legal dado a un acusado penal que acepta colaborar en la investigación de sus compañeros.

En este caso, Joesley Batista había estado cooperando con las autoridades en su propia investigación penal, en el momento en que supuestamente hizo la grabación incriminatoria del presidente Temer, durante una conversación que tuvieron en marzo de este año. 

Petrobras

El fraude y la corrupción son un evento poderoso y evolutivo. Cuando escribimos el artículo de Lava Jato la semana pasada, antes de que saliera la noticia de JBS, el caso de Petrobras era considerado el ejemplo más destacado de corrupción política en Brasil. La Operación Lavado de Carros (Lava Jato), como se conoce, implicó a Petrobras en un escándalo de fraude y corrupción de gran alcance.

Este caso comenzó en 2008, como una investigación sobre el lavado de dinero en Posto da Torre, una gasolinera de Brasilia (de ahí el término Lava Jato, que significa "lavado de carros") y subió la cadena hasta Petrobras, Ejecutivos de alto rango y funcionarios gubernamentales.

Varias figuras importantes han sido detenidas y/o encarceladas. La ex presidente Rousseff fue declarada impedida y fue destituida de su cargo en agosto de 2016, justo después de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, bajo una nube de acusaciones de su tiempo como presidente de la Junta Directiva de Petrobras de 2003 a 2010. Su predecesor, el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, enfrenta cargos de corrupción y lavado de dinero. Ahora su sucesor, el presidente Temer, está luchando por su vida política debido a las acusaciones de recibir sobornos.

Los efectos de la Lava Jato continúan extendiéndose a medida que se investigan más empresas por sus vínculos con funcionarios corruptos conocidos y sospechosos. 

Avanzando

Respecto a la FCPA de los Estados Unidos, las autoridades están investigando más de 30 empresas brasileñas por supuestas violaciones de las cuales los brasileños están indignados. El mundo lo está viendo, algunos con temor, pues saben que estos tienen vínculos con Brasil, que pueden volver a meterlos en problemas. La naturaleza del sistema en Brasil se presta a la posibilidad de involucrarse en el injerto y la corrupción, a menudo por ejecutivos locales, personal, vendedores y/o consultores de entidades.

Como indicamos en el primer artículo de esta serie, la mejor manera para que una sociedad entienda su postura legal en relación con sus actividades en Brasil es llevar a cabo una investigación completa e independiente de las operaciones en la región, para determinar si una actividad potencialmente sospechosa ha ocurrido entre ella y el gobierno. De importancia primordial son obtener un conocimiento profundo de los hechos, calificar y cuantificar transacciones sospechosas, identificar individuos culpables y asegurar que cualquier mal comportamiento haya dejado de ocurrir. La mejor forma de maximizar las posibilidades de que la investigación sea aceptada por los públicos a los que se dirige (reguladores, accionistas, junta directiva, empleados y, lo que es más importante, el público general) es la contratación de un tercero independiente para llevar a cabo las investigaciones con investigadores calificados y contadores forenses.

La investigación debe estar impulsada por el deseo de obtener una imagen completa y precisa de los acontecimientos y transacciones relevantes. El plan de trabajo debe ser exhaustivo y detallado, y debe tener en cuenta todas las posibles teorías alternativas sobre por qué se llevó a cabo la transacción. Un informe de investigación debe detallar los pasos que se tomaron, los documentos revisados ​​y si los empleados cooperaron o no, y debe recomendar pasos para asegurar que no se lleven a cabo actividades similares en el futuro. Por último, para asegurar las mayores posibilidades de que el informe sea bien recibido por los reguladores, la sociedad debe estar dispuesta a renunciar a cualquier privilegio que pueda haber existido entre las empresas de investigación, el cliente y los asesores legales del cliente. Abra sus libros, compile un informe detallado lleve las memorias de los resultados de esa investigación auto-impuesta y muestre que está dispuesto a arreglar sus formas de actuar. Los beneficios superan los costos, ya que no hay manera, en la mayoría de los casos, de evitar el alcance de una investigación gubernamental.

Satisfaciendo a los reguladores de que una investigación fue completa e imparcial, un informe debería detallar:

  1. El hecho de que la mala actividad cesó y cómo la sociedad sabe que realmente cesó
  2. Los hechos detallados sobre cómo se pagaron los sobornos o se produjo el hecho de corrupción
  3. Las sumas involucradas, incluyendo el valor de las utilidades obtenidas a través de las transacciones ilegales (presumiblemente, en la medida que habrá desprendimiento)
  4. Lo que es más importante, ¿qué medidas tomó o tomará la sociedad para abordar el mal comportamiento y ofrecer una estrategia para implementar ese remedio (ya que puede haber un monitor dependiente del gobierno)

Cualquier auditoría forense interna o informe investigativo posterior debe abordar todo lo anteriormente mencionado. Teniendo en cuenta los memorandos publicados por los ex fiscales asistentes de los Estados Unidos, Thompson y Yates, los informes independientes, completos y detallados de investigadores experimentados podrían dar paso a la buena voluntad significativa de cualquier autoridad, que evalúa el manejo de una empresa en una situación de corrupción.

Pero no es sólo pedir perdón y disculparse, y luego ofrecer información sensible general, dice Wifredo Ferrer, líder del equipo de Cumplimiento e Investigaciones Mundiales de Holland & Knight y ex fiscal federal del Distrito Sur de la Florida.

De acuerdo con la actual política del Departamento de Justicia, para ser elegible para cualquier crédito de cooperación, las empresas deben proporcionar al Departamento todos los hechos relevantes sobre las personas involucradas en conducta indebida corporativa. La revelación voluntaria de la mala conducta corporativa, en sí misma, no constituye una verdadera cooperación, si la empresa evita identificar a las personas penalmente responsables.

Si una empresa desea obtener crédito por cooperación, debe participar en una cooperación completa y oportuna. Un servicio de “sólo labios para afuera” no sirve. Además, el Departamento, muchas veces, llevará a cabo su propia investigación paralela para poner a prueba la investigación interna de la sociedad: para determinar si la compañía realmente trató de erradicar la mala conducta o, en lugar de eso, simplemente marcó una casilla en una lista de cooperación.

“Salir limpio” permite restablecer las prácticas comerciales y es a menudo la forma más rápida de reanudar las operaciones normales. Desde el punto de vista de las autoridades, hacer que una empresa lleve a cabo con una investigación exhaustiva ahorra innumerables horas de trabajo y costos.

En su mayoría, las autoridades no se dedican a la caza de brujas. Ellos entienden que las sociedades emplean muchas personas trabajadoras, decentes y honestas, que estas personas tienen familias, y que su trabajo colectivo afecta la economía y el futuro del país. Sin embargo, su opinión es que, en aras de la justicia, la ley se debe cumplir.

La corrupción perjudica a todos y es un obstáculo para la economía. Las ganancias mal habidas se hacen a expensas de la sociedad. Aquellos que han cometido actos ilegales no deberían beneficiarse porque aquellos que defienden la ley son ya sea incapaces de detenerlos o porque las autoridades se hacen las de la vista gorda.

Puede haber un número casi interminable de empresas para investigar, pero eso no significa que una supuesta compañía o persona corrupta pueda esconderse. Si una investigación interna puede hallar el fraude y la corrupción dentro de sus paredes y los confines de su empresa, entonces las autoridades también pueden. Puede que sea sólo una cuestión de tiempo, antes de que el camino lleve a usted. 

El Cumplimiento Previsor es Crucial

Muchas empresas tienen departamentos mundiales y auto-reguladores, a veces departamentos internos significativamente grandes, ya en funcionamiento. Estos incluyen auditoría interna, cumplimiento, controles internos, y otros, pero no siempre están plenamente capacitados o habilitados. Incluso si lo estuvieran, no es posible saber todo lo que ocurre dentro de una organización, debido a la globalización, la tecnología siempre cambiante, y las limitaciones de costos y tiempo.

Cuando ocurre o está a punto de ocurrir el fraude, no hay bala de salva. Un principio básico de la teoría del fraude y la corrupción es que es probable que se requiera de la colusión para participar en las actividades. La colusión es la unión de una o más personas para eludir un sistema de controles internos. Ni siquiera los departamentos de cumplimiento interno auto-reguladores más calificados y robustos pueden prevenir completamente la colusión. La colusión conduce a desgloses inevitables que permiten que se produzcan prácticas y conductas corruptas.

Una revisión del cumplimiento mira los mecanismos de cumplimiento que existen dentro de la empresa, desde las políticas y procedimientos de los denunciantes, hasta la capacitación y el lado humano del control interno. Esto incluye no sólo el Comité de Organizaciones Patrocinadoras de la Comisión del “Treadway” (COSO), modelo de supervisión, sino un sentido de la cultura de cumplimiento en sí. ¿Los empleados sienten y actúan sobre la idea de que deben “hacer lo correcto”?

El cumplimiento es crucial, pero no puede resolver ni siquiera prevenir cada uno de los problemas.

En mis más de 20 años de experiencia en investigaciones penales, civiles y corporativas, incluso los clientes de las empresas más sólidas y sofisticadas, con departamentos mundiales bien financiados de auditoría interna y de cumplimiento, han presentado un esqueleto o dos en sus armarios, después de una revisión a profundidad de la auditoría forense. Estas no fueron auditorías internas o externas regulares, sino revisiones profundas de las prácticas basadas en el riesgo.

El cumplimiento no es sólo un proceso, un departamento o un manual. Tiene que ser una cultura empresarial.

Tomemos por ejemplo el caso Siemens, el mayor escándalo mundial de corrupción hasta la fecha. Al enfrentarse a los cargos de corrupción, la compañía reconoció malos pasos, emprendió cambios mundiales significativos y rápidos, cooperó con el gobierno, abrió sus libros y se convirtió en un modelo de cumplimiento para enseñar a las generaciones futuras.

Peter Loscher, ex director ejecutivo de Siemens AG y líder en la lucha contra la corrupción, dijo: “sólo los negocios limpios son negocios Siemens”. Estas no eran sólo palabras. El impulso del Sr. Loscher, hacia cambios difíciles pero muy necesarios, llevó a una cultura empresarial que valora el honor y orgullo de manejar una empresa con integridad. La misma situación se está produciendo ahora en Brasil. 

Auditorías Forenses

Aparte de los mecanismos de denuncia puestas en lugar, y posiblemente la mayoría de los casos de fraude y corrupción se detectan a través de la revisión de la contabilidad de la empresa y las prácticas contables de la sociedad. La naturaleza de un sistema básico de contabilidad no es sólo el juicio profesional, sino también una acción de doble cara, para cada transacción. Un simple débito, crédito o pago afecta otra transacción, en otro lugar. Las cosas sólo pueden hasta cierto punto antes de que alguien detecte que algo está mal. El fraude contable afecta los libros y los registros de una empresa, y normalmente está presente en cualquier esquema de corrupción.

Las principales herramientas disponibles para las empresas que quieren obtener una visión de su nivel de exposición potencial es la auditoría forense y una revisión de cumplimiento.

La auditoría forense es la búsqueda sistemática y específica de fraude y corrupción. Una auditoría forense no es sólo una investigación, sino la complejidad de la disuasión, la prevención y la detección, lo que, más probablemente, conduce a una contabilidad forense o una investigación especial. Una auditoría forense externa, por naturaleza, cavará en áreas que los departamentos internos no pueden o incluso quieren hacerlo. No existen intereses creados para los auditores forenses externos, de manera que harán las preguntas difíciles o levantarán las piedras que nadie, en el interior de la empresa, quiere levantar.

Las auditorías forenses pueden descubrir, por ejemplo, un esquema de corrupción que implica pagos hechos de los libros y registros, o como un paso a través de las campañas políticas.

En la realidad práctica, nadie puede garantizar que toda corrupción se detectará o impedirá a tiempo. Pero muchas empresas podrían haber evitado un escándalo de corrupción, en última instancia catastrófica, simplemente mediante la contratación de una auditoría forense y una revisión de cumplimiento. A algunas empresas se les ha presentado la opción de participar en una auditoría forense, pero no quisieron “sacudir el barco” o enfrentar la verdad. Aquí es donde entra la cultura empresarial.

Sin embargo, las consecuencias de ser “cogido” son mucho más graves y costosas que el precio de una auditoría forense o una investigación interna. Si fue posible “coger” y destituir a Petrobras, JBS y la ex presidente Rousseff, entonces es posible que cualquier compañía que cometa actos ilícitos sea atrapada. Es sólo cuestión de tiempo.

Para citar a Luis G. Fortuño, socio de Steptoe & Johnson LLP y ex gobernador de Puerto Rico, “Los recientes desarrollos en Brasil deben servir como advertencia a las sociedades de los Estados Unidos y las empresas que trabajan con negocios estadounidenses de que las reglas de la FCPA deben tomarse en serio. No hacerlo puede representar graves responsabilidades en el futuro cercano”.

Los negocios y la política en Brasil nunca serán los mismos, pero todo es para mejor.

Las empresas grandes y pequeñas, los políticos y los funcionarios públicos deben tener un campo de nivel de juego. No debe haber presión para “engrasar las ruedas” de los negocios o de la política. No debe haber presión para cometer actos ilícitos. “Negocios como de costumbre” no debe ser lo habitual. Las empresas limpias y la política limpia sólo beneficiarán a la sociedad y a la economía, a largo plazo.

Brasil ha llegado a un punto de inflexión. El tiempo para hacer cambios es ahora. 

¿Qué Ofrecemos?

Las investigaciones mundiales de BRG y la práctica de la inteligencia estratégica incluyen un gran equipo de investigadores de fraude, riesgo y contabilidad forense, y gerentes de crisis, encabezados por Allen Applbaum, a nivel mundial y Frank Holder, para el grupo de América Latina. Nuestro equipo en el hemisferio occidental tiene cerca de 80 profesionales en el terreno, en América Central y del Sur, y en el Caribe, con experiencia que va desde los auditores y socios de la pasada firma de contabilidad Big Four hasta ex fiscales federales, abogados y agentes federales de cumplimiento de la ley. Ellos han estado a ambos lados de numerosas investigaciones y casos mundiales, apoyando directamente tanto las investigaciones del gobierno como los juicios y asesores legales de la defensa, para empresas que tienen que manejar estos cargos. Esta profundidad de experiencia hace que BRG esté bien posicionada para ayudar a cualquier empresa que lo necesite.

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no necesariamente reflejan las opiniones, la posición o las políticas de Berkeley Research Group, LLC o sus otros empleados y empresas o personas afiliadas.

Related Professionals